viernes, 12 de agosto de 2016

Big Data y selección de personal en Administraciones Públicas

"Es necesario debatir sobre si la tecnología actual es compatible con la normativa que se arrastra desde el siglo XX con los principios esenciales del acceso a la Función Pública"

Marta Costa*. Novagob.- Una de las funciones primordiales de la gestión de los  RRHH  es la selección. La capacidad de encontrar al mejor candidato para un puesto determinado tiene mucha importancia porque afecta al funcionamiento de toda la Organización.

Con la aparición de las nuevas tecnologías y la aplicación de los programas informáticos actuales, es muy común que los gestores encargados de la selección de personal en las empresas utilicen muchos más elementos dirigidos a conseguir su propósito de incorporar a la persona idónea para el puesto vacante. Acudir a diversas Redes Sociales donde el profesional se da a conocer, contrastar información en diferentes fuentes de Internet, encontrar trayectoria no sólo profesional sino también personal, ayuda a tener elementos de contraste muy amplios a la hora de seleccionar la mejor persona para un puesto.

La gestión de la información, el Big Data y los programas de análisis, amplifican y complementan la eficacia de la gestión de RRHH en la función de selección.

¿Cómo podemos aprovechar toda la tecnología que está al alcance de la empresa privada en la Administración Pública para la selección del personal? Es necesario debatir sobre si la tecnología actual es compatible con la normativa que se arrastra desde el siglo XX, en suma, con los principios esenciales del acceso a la Función Pública.

Seleccionar a los mejores 
Los principios de igualdad, mérito y capacidad están actualmente justificados porque protegen de la posible actuación discrecional que se puede dar en el ámbito de la selección de personal en la Administración Pública, donde se gestionan recursos públicos. Conseguir una gestión excelente de lo público es lo que determina que las personas que acceden a los puestos vacantes deben ser “las mejores”.

Si los principios constitucionales cumplen hoy en día su cometido, y no tiene sentido desaprovechar toda la tecnología que tanto aporta a las empresas privadas, debemos establecer una manera de compaginar los dos aspectos: utilizar la información y su gestión para redactar las mejores convocatorias de los puestos requeridos. Visualizar, contrastar, rastrear, en definitiva, utilizar toda la amplitud que Internet nos ofrece para redactar aquellas convocatorias que incluyan todos los elementos necesarios para atraer a los mejores candidatos. Estaremos seleccionando a las personas candidatas que cumplen los requisitos exigidos en una convocatoria excelente, lo que nos garantiza que la que obtiene mayor puntuación es "la mejor" para el puesto vacante. 
  
Si podemos escoger entre los mejores bajo las premisas de igualdad, mérito y capacidad, después de preparar una convocatoria teniendo en cuenta toda la información que nos ofrece el Big Data, la persona candidata que accede al puesto de trabajo es la mejor.

*  Marta Costa es Asesora Jurídica del Ayuntamiento Sant Andreu de La Barca,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada