viernes, 23 de febrero de 2018

Según el índice de TI, la percepción de la corrupción en España tocó fondo en el año 2017

Nuestro país obtiene la puntuación más baja y la peor posición de la serie histórica, que se inicia en el año 2000

Por Antonio Arias. Blog Fiscalización.es.- Transparencia Internacional ha hecho público el Índice de Percepción de la Corrupción correspondiente al año 2017. Los resultados reflejan un alto nivel de corrupción en más de dos tercios de los Estados del mundo.

El índice, que clasifica 180 países y territorios según los niveles percibidos de corrupción en el sector público por expertos y empresarios de cada país, usa una escala de cero a 100, donde cero es altamente corrupto y 100 muy transparente. 

Nueva Zelanda y Dinamarca a la cabeza, Somalia a la cola
Este año, Nueva Zelanda y Dinamarca ocupan el primer lugar con puntuaciones de 89 y 88 respectivamente. Siria, Sudán del Sur y Somalia tienen las puntuaciones más bajas con 14, 12 y 9 respectivamente. La región con mayores puntuaciones es Europa occidental, con una puntuación promedio de 66. Las regiones con peores valoraciones son África subsahariana (puntuación media de 32) y Europa oriental y Asia central(puntuación media de 34)

Esta edición, Transparencia Internacional a través de su centenar de capítulos locales en todo el mundo, ha confirmado los estrechos vínculos entre la corrupción y la escasa libertad de prensa. Por ejemplo, en Brasil, que obtiene 37 puntos en el índice de este año, 20 periodistas han muerto en los últimos seis años.

También analiza la relación entre los niveles de corrupción y la libertad con la que las organizaciones civiles pueden operar e influir en las políticas públicas. Usando los datos del World Justice Project, muestra que la mayoría de los países con bajas calificaciones en libertades civiles también tienden a obtener puntuaciones con niveles altos por corrupción.

El caso de Hungría, que ha descendido diez puntos en el índice en los últimos seis años, pasando de 55 en 2012, a 45 en 2017, es uno de los ejemplos más alarmantes de la reducción del espacio para la sociedad civil en Europa del Este.

Los resultados de España en el IPC 2017
Si comparamos los datos de España desde el año 2000 hasta el presente (ver Tabla a continuación) constatamos un descenso tan marcado que nos sitúa como el país de Europa en el que más ha empeorado la percepción de corrupción y su situación en el ranking de países (de menos a más corruptos).


De estar en el puesto 13 de toda la UE hemos pasado al 18-20 (medidos de menos a más corruptos). Ya sólo hay 8 por detrás y, además, algunos de ellos están se acercan cada vez. En el año 2000 España superaba en 27 puntos a la República Checa, en 29 puntos a Polonia, por ejemplo. Incluso superaba en 3 puntos a Francia, y en 6 a Portugal. Hoy Francia nos aventaja en 13 puntos, Portugal en 6, Polonia en 3 y estamos empatando con la República Checa.

Para TI, los datos hablan por sí mismos. España puede aprender de Polonia, cuyas mejoras han sido espectaculares, pero también de Uruguay, Chile o Costa Rica, que hablan nuestro mismo idioma.

Una economía como la española, que se sitúa entre las 15 primeras del mundo no puede ni debe estar por debajo de los 70 puntos en el Índice de Percepción si quiere mantener su imagen y su competitividad. En 2017 hemos llegado a los niveles peores en percepción de corrupción desde que los índices se consolidaron metodológicamente.

Como ya indicaron en 2016, las razones de esta negativa evolución son múltiples y complejas. Aunque los sistemas de investigación policial se han mostrado relativamente eficaces y permiten descubrir numerosos casos de corrupción, TI sospecha que han quedado en la impunidad numerosos casos, entre otras cosas por la falta de denuncias, debido a la ausencia de protección a los denunciantes de corrupción.

Hoy también ha muerto Forges y no debemos terminar esta crónica sin aportar alguna de sus mejores aportaciones a la reflexión con sus viñetas sobre la corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario