martes, 4 de octubre de 2016

J. Ramón Chaves: La Ley 30/1992 ha muerto…¡ Vivan las nuevas leyes 39/2015 y 40/2015!

"Personalmente mi crítica de la Ley se ha centrado sustancialmente en la falta de “economía legislativa”:¿ por qué no coser el viejo traje legal, que era cómodo y flexible, en vez de comprar dos nuevos muy similares, que “tiran de la sisa”?"

Por J.Ramón Chaves. Blog DelaJusticia.com.- Que la botella esté medio llena o medio vacía depende del observador. Y que las nuevas leyes 39/2015 de Procedimiento administrativo Común y 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público sean buenas o malas, depende igualmente del jurista que las valora y de la perspectiva.

Ni todos los preceptos de las nuevas leyes son malos ni todos buenos, ni tienen idéntica eficacia ni vigencia. Puede que algunos valoren positivamente las innovaciones de administración electrónica y que otros añoren los preceptos esfumados de la administración de papel; otros se deslumbrarán con las garantías nuevas y otros sufrirán por la amenaza de preceptos oscuros.

No hay un baremo objetivo que permita dar el aprobado o suspenso en bloque a una Ley, aunque es evidente que hay leyes de factura técnica mejor y peor, y de mayor acierto o grado de eficacia. Además creo que cualquier nueva ley administrativa imaginable será objeto de implacables críticas ( no sé si por el talante español o por el inconformismo del jurista), o ¿acaso no recordamos el “griterío y chirriar de dientes” de académicos cuando se aprobó la Ley 30/1992, o cuando se reformó sustancialmente por Ley 4/1999, de 13 de Enero?

Lo cierto es que los juristas como los escultores tenemos que trabajar con el mármol que nos ofrece el legislador, y en este caso, no parece que exista gobierno a corto plazo que impulse una rectificación, derogación parcial o aplazamiento.

Personalmente mi crítica de la Ley se ha centrado sustancialmente en la falta de “economía legislativa”:¿ por qué no coser el viejo traje legal, que era cómodo y flexible, en vez de comprar dos nuevos muy similares, que “tiran de la sisa”?.

Zafarrancho 
Aunque La Ley 30/1992, de 26 de Noviembre, de Administraciones Públicas es un muerto que “no está muerto del todo”, las nuevas leyes ya están en vigor en su mayor parte. Es hora de que abogados, funcionarios y jueces acometan el “zafarrancho de combate” y adopten la perspectiva de la acción y no de la denuncia.

Lo que suponían dichas leyes lo expuse brevemente en dos tempranos post, uno titulado El BOE alumbra leyes siamesas (sobre la PACA, Ley 39/2015) y otro Más madera, la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público,  aunque mas recientemente me ocupe de su significado en un artículo publicado en formato papel y disponible por gentileza de Wolters Kluwer titulado Percepciones y sensaciones locales ante las leyes 39/15 y 40/15″  ( expuesto bajo la licencia de evocar nuestros cuentos de infancia, pues no todos los cuentos empiezan “Érase una vez…”, sino que muchos empiezan por aquello de “ A todos los que la presente vieren y entendieren…”).


NOTA DE SOCIEDAD:  Y como el tema lo merece, el  martes día 4 de Octubre, tendré ocasión de ofrecer una ponencia con debate en el Colegio de Abogados de Elche a las 16,30 horas, bajo el sugerente título: Impacto general de las nuevas leyes básicas 39/15 y 40/15 en las garantías administrativas.  Novedades preocupantes, y según el sugestivo Programa de la Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada